Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

Suscríbeta a nuestro newsletter de Peluquería profesional
Súscríbete al newsletter de beautymarket.es

Reportaje

Cómo queda la Medicina Estética frente al coronavirus

¿Desprotegida? ¿Solidaria? ¿Optimista? ¿Preocupada...? Recogemos algunas de las voces de la medicina estética para saber su reacción ante la crisis del coronavirus y las primeras medidas económicas tomadas por el Gobierno de la nación


20/03/2020

Hemos reunidos a varias cabeceras y expertos, tres profesionales de la Medicina Estética y la Estética y una clínica de Trasplante y Medicina Capilar para poner voz a cómo enfrenta el sector la crisis del coronavirus.

Con ellos, revisamos los efectos de la pandemia en nuestro país desde su inicio e intentamos resolver algunos supuestos y dudas, desde el convencimiento de que se trata de algo que vamos a vencer y a lo cual debemos de contribuir todos, sociedad en general, profesionales, políticos, empresarios, autónomos y plantillas.

Petra Vega, presidenta de la SEME, Sociedad Española de Medicina Estética.

Una pandemia nunca vista hasta ahora.
Así comienza Petra Vega, presidenta de la SEME, cuando se le pregunta acerca de su reflexión sobre esta crisis de características únicas, la del Covid-19. "Todos, incluido el gobierno, hombres y mujeres nos hemos enfrentado por primera vez a una pandemia de estas características, por tanto a algo, hasta ahora, desconocido, impredecible e imprevisible".

Un confinamiento que tendría que haber llegado antes.
La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) es una de las entidades más representativas y proactivas de la Medicina Estética, clínicas y profesionales de nuestro país. De ahí nuestro interés por conocer las primeras impresiones tras enfrentar este país el cierre masivo de los negocios no considerados de primera necesidad, a consecuencia del estado de alarma que entraba en vigor el pasado día 14 de marzo, bajo el punto de vista de este organismo que aglutina a un gran número de profesionales y centros.

La primera reflexión, no obstante, de su presidenta, Petra Vega, se refiere a la entrada en vigor del confinamiento de los españoles y españolas: "Teniendo en cuenta este marco, el de que nos enfrentábamos a algo desconocido, evidentemente todo es mejorable -dice la doctora Vega-, quizás viendo la evolución que se producía en países cercanos, determinadas medidas deberían haberse tomado antes, me refiero por ejemplo a que si a los sanitarios ya se les prohibió realizar ningún tipo de formación desde el 4 de marzo, debería haber sido poco después cuando se hubiese establecido el confinamiento, aunque se entiende perfectamente que son medidas muy impopulares, duras y con alto coste económico y social, y la población a veces no las entiende ni acepta hasta que no ve la catástrofe inminente, todavía hoy hay personas que se resisten".

Petra Vega añade: "Son medidas duras pero necesarias, que quizás aún deban endurecerse más en los próximos días".

'Considero que las medidas económicas implementadas con respecto a los autónomos son insuficientes', explica Óscar Mendoza.

Cierre de las clínicas de Medicina Estética.
Lógicamente, y por la especialidad que se trata, las clínicas y médicos, "ante la incertidumbre generada por la no afirmación expresa por parte de ninguna administración de que los centros de Medicina Estética debían ser cerrados, desde la SEME planteamos de inmediato la pregunta concreta a todos: Consejerías de Salud de las diferentes CCAA, y Ministerio de Sanidad", explica la doctora Vega.

"A la espera de una respuesta y por la gran incertidumbre creada en nuestros socios, tras valorarlo con la asesoría jurídica, quien valorando en su conjunto, la declaración del Estado de Alarma, las ruedas de prensa y declaraciones del gobierno, aconseja el cierre temporal de las clínicas de Medicina Estética".

Una decisión, por causa de fuerza mayor, en base a:

  • Evitar afluencia pública.
  • Restricciones en la movilidad de las personas.
  • Imposibilidad de llevar a cabo tratamientos médicos programados, que no sean urgentes o graves.

Solidaridad de recursos.
Petra Vega quiere a su vez destacar la respuesta también inmediata y solidaria del sector que "ha puesto a disposición del Ministerio y/o Comunidades todos los centros, productos necesarios para la protección de la salud, así como los profesionales".

La importancia de la salud y el sistema que la proteja.
Petra Vega aporta otra reflexión destacada acerca de esta situación tan sorprendente que pone en vilo tanto a los ciudadanos como al propio sistema de salud y sus cimientos. "Creo que toda crisis puede hacerse oportunidad, y esta crisis entre otras cosas pone de manifiesto, lo primero, la importancia de la salud, nos obliga a que por unos días todos tomemos conciencia de que sin salud global no hay salud individual. Lo segundo -continúa la presidenta de la SEME-, la vulnerabilidad de la especie humana frente a las infecciones, algo que creíamos haber dejado atrás y que nos debería hacer reflexionar a todos, principalmente a nuestros dirigentes, sobre la importancia de contar con buenos sistemas de salud públicos e investigadores que no solo se basen en la vocación y entrega de su personal sino que también sean adecuadamente remunerados y protegidos".

Una ventana abierta a la esperanza.
Por último, la doctora Vega, también ha puesto de manifiesto "la solidaridad y empatía entre los ciudadanos y entre los países, así, aunque tenemos la desagradable sensación de estar en guerra, lo mejor es que por una vez, el enemigo no es humano, y que para hacerle frente todo el planeta se ha unido".

Dr. José Vicente Lajo Plaza, copropietario del Centro Médico Lajo Plaza.

No destruir el tejido empresarial.
Se trata de una de las clínicas más reconocidas y de más sólida trayectoria en nuestro país, el Centro Médico Lajo Plaza, en esta ocasión es uno de sus copropietarios y famoso especialista, el doctor José Vicente Lajo Plaza quien opina al respecto de las primeras medidas económicas del Gobierno, anunciadas por el ejecutivo del presidente Pedro Sánchez el pasado día 17 de marzo, tras la entrada en vigor del estado de alarma el día 14 de marzo.

El Centro Médico Lajo Plaza ha tenido que tomar ya algunas decisiones para mantener los puestos de trabajo en su centro. "Nosotros como clínica de medicina estética y pyme que somos hemos tenido que hacer un cese total de la actividad, lógicamente vamos a tener que acogernos a un ERTE, con lo cual para mí es verdaderamente la única medida de ayuda a la economía, sobre todo a las pymes", explica Lajo Plaza.

Más de un mes de parón.
El especialista, doctor y empresa, además, no está conforme con esa idea que se ha hecho popular sobre todo al principio, de un cierre de 15 días. "Creo que fallan muchas cosas, primero porque está claro que esto no va a durar 15 días. En estos momentos, la clínica se está fijando como momento para volver a la actividad, mayo, con lo cual estaremos cerrados casi todo marzo, abril y probablemente parte de mayo, una situación dramática. Creo que el Gobierno tendría que haber puesto en marcha una maniobra mucho más potente".

Desamparo de los autónomos.
El doctor José Vicente Lajo Plazo asevera: "Hay mucha propaganda en las decisiones del Gobierno, y no son tiempos para propagandas. Nosotros nos vamos a acoger al ERTE, como decía antes, con los empleados, y la Dra. Paula Rosso (copropietaria) y yo vamos a pedir la baja de autónomos por cese de actividad. Son las dos únicas cosas que podemos hacer".

'Creo que las medidas y la información han llegado tarde. Esto ha supuesto la intranquilidad general de muchas empresas del sector, así como de otras pequeñas y medianas empresas, que han tenido que convivir con la incertidumbre', dice Óscar Mendoza.

"Tras unos días de análisis, de hablar con mis asesores fiscales y laborales he de decir que las medidas hasta la fecha a nosotros nos ayudan mas bien poco. Solo la posibilidad de realizar un ERTE con mis empleados puede ayudar algo", remarca el propietario del Centro Médico Lajo Plaza. "A nosotros, como profesionales liberales, se nos obligó a ser autónomos, así que las medidas del gobierno, solo nos dejan con la posibilidad de acogernos al cese de actividad, y tras hablar con los laboralistas, lo que me dicen es que me puedo acoger y rápidamente conseguirlo, pero que va a ser muy complejo reactivarlo cuando esto pase, así que uno no sabe muy bien si acogerse o no", plantea la duda y el debate, que está en el aire entre muchos profesionales en sus mismas circunstancias.

"Si me centro a nivel empresa -continúa el doctor y empresario-, en mi caso, las ayudas anunciadas, en realidad, ayudar, poco, no ayudan con gastos corrientes (alquiler, suministros, vencimientos, proveedores...). La opción de un crédito ICO está ahí, parece que los bancos con el aval del estado están siendo más receptivos, pero sin conocer cuál será el escenario de cese de actividad en el tiempo, uno tampoco tiene claro sus necesidades".

Necesitamos medidas más valientes.
La incertidumbre se extiende también al respecto de los créditos ICO. "Las entidades bancarias te los concede siempre y cuando que se garantice la viabilidad de la empresa y del proyecto, pero en la situación actual, desconocemos qué va a pasar", denuncia el especialista. "Vamos camino de una recesión en el país tremenda".

Con respecto a la moratoria de impuestos, el doctor Lajo Plaza se pregunta: "¿Y cuando nos reenganchemos, vamos a tener que pagar los retrasos de las moratorias? Tendremos entonces una carga fiscal brutal. Espero que sigan sacando medidas, se pongan más serios y que se preocupen más por los autónomos".

"Creo que la situación actual demanda medidas más valientes y arriesgadas, porque de lo que hagan ahora va a depender mucho lo que pase el día después de la alerta sanitaria", concluye Lajo Plaza.

Carolina Buenestado, propietaria de Slow Life House.

Economía mermada desde febrero.
Carolina Buenestado es la artífice y se encuentra al frente de Slow Life House, un centro de estética y bienestar que incorpora a sus servicios, también la Medicina Estética. En su opinión: "Las medidas nos han parecido, a priori, muy buenas. Somos un negocio pequeño: con 5 empleadas en plantilla (con sus correspondientes salarios e impuestos) y tres colaboradores autónomos. Desde finales de febrero -relata Carolina-, ya empezamos a sufrir numerosas cancelaciones de tratamientos debido al miedo lógico que tenían nuestros clientes por el virus. Estas cancelaciones se multiplicaron a partir del día 10 de marzo, cuando se cerraron los colegios y lógicamente cuando, debido al estado de alarma decretado, vimos el 100% de nuestra actividad paralizada, lo cual lógicamente, nos generó una gran incertidumbre y miedo a cómo íbamos a poder afrontar esta situación (por un período incierto) a nivel económico y de liquidez en nuestra empresa. La verdad es que llevábamos esperando desde la semana pasada medidas del gobierno que nos facilitaran un solución temporal a esta situación".

Mantener el empleo.
Gracias a las medidas adoptadas el pasado día 17 de marzo, "podemos tratar de acogernos a un ERTE, en el que nuestro personal podrá a su vez cobrar prestación por desempleo y nosotros comprometernos a mantener sus puestos de trabajo una vez todo vuelva a la normalidad y retomemos nuestra actividad", dice la directora de Slow Life House.
"Ahora nos encontramos en la situación de espera a que el ERTE presentado sea aprobado por las autoridades correspondientes y a si vamos a tener que seguir pagando las cotizaciones de nuestros empleados o no, pero confiamos en que se comprenda la situación de fuerza mayor que se está viviendo y así sea", apunta Carolina Buenestado.

'Creo que toda crisis puede hacerse oportunidad, y esta crisis entre otras cosas pone de manifiesto, lo primero, la importancia de la salud, nos obliga a que por unos días todos tomemos conciencia de que sin salud global no hay salud individual', explica Petra Vega.

Reactivar el consumo.
Esta empresaria apunta a otra cuestión estructural, la de la futura reactivación del consumo. "Todo lo dicho hasta ahora ha de acompañarse de otra situación, la de cierta incertidumbre sobre si nuestros clientes tendrán solvencia económica y confianza a nivel sanitario para retomar su consumo habitual y por lo tanto sus tratamientos en nuestro centro", dice Buenestado.

La peor época para la belleza.
"Toda esta situación se agrava más aún si pensamos que además, por las fechas en las que estamos y al tratarse de un sector cuyo volumen de trabajo tiene una influencia altamente estacional, es ahora en este mes de marzo y abril cuando nuestro negocio siempre sufre un incremento considerable de actividad y por consiguiente de facturación, por lo que las pérdidas van a ser lógicamente mucho mayores que si esto hubiera pasado en cualquier otra fecha del año", describe esta experta además de empresaria.

Soluciones para autónomos.
"Por otro lado -dice la propietaria de Slow Life House-, pensando en los tres autónomos que colaboran con nosotros e incluso en mí misma, que también soy autónoma, echamos mucho de menos que en las medidas no se contemplen soluciones para nosotros ya que lo lógico hubiera sido que durante este período de no actividad se nos hubiera permitido no tener que abonar nuestras correspondientes cuotas".

Carolina Buenestado no quiere no obstante dejar de manejar cierta luz y esperanza: "Espero sinceramente que esto pase pronto y que mientras dure podamos tener más soluciones al alcance de la mano para no incurrir en gastos elevados sin ningún tipo de facturación, lo cual sería muy, muy perjudicial en la continuidad de nuestro negocio".

Óscar Mendoza, CEO de MC360, clínica de trasplante capilar.

Una información a la población que ha llegado tarde.
Óscar Mendoza, un experto conocedor del mundo de la belleza profesional y ahora al frente de MC360, clínica de trasplante y medicina capilar, nos aporta su visión, con respecto a esta crisis y su impacto en los negocios y establecimientos de medicina y cirugía estética. Su primera reflexión apunta a la toma de decisiones en general con respecto al Covid-19 en nuestro país: "Creo que las medidas y la información han llegado tarde. Esto ha supuesto la intranquilidad general de muchas empresas del sector, así como de otras pequeñas y medianas empresas, que han tenido que convivir con la incertidumbre, al no conocer las medidas económicas y el impacto que éstas pudieran tener en sus trabajadores. En MC360, las circunstancias nos empujaban a cerrar las instalaciones, sin disponer de ningún tipo de solución para nuestros empleados", describe con detalle la situación Mendoza.

Despidos adelantados.
Por esta razón, la que ha descrito el CEO de MC360, y ante la incertidumbre, "muchas empresas procedieron a gestionar los despidos. No obstante, en nuestro caso, esperamos a que el presidente Sánchez se pronunciara. Por ello, hemos comenzado a tramitar los ERTEs para todo el personal al completo, entendiendo que la suspensión del contrato laboral es la opción más positiva para ellos dada esta situación".

'Espero sinceramente que esto pase pronto y que mientras dure podamos tener más soluciones al alcance de la mano para no incurrir en gastos elevados sin ningún tipo de facturación, lo cual sería muy, muy perjudicial en la continuidad de nuestro negocio, afirma Carolina Buenestado.

Autónomos, el Caballo de Troya.
"Considero que las medidas económicas implementadas con respecto a los autónomos son insuficientes. Ciertos aspectos de los ERTEs son beneficiosos en relación con la prestación de desempleo que disfrutarán los empleados, ya que éstos no consumirán la cotización previa. No obstante, personas con una cotización sustanciosa tendrán que acomodarse a una prestación más ajustada a los topes máximos fijados por la Seguridad Social", opina Óscar Mendoza, quien además puntualiza: "Con respecto a los empleadores, las medidas son mejorables y los autónomos son los grandes perjudicados. En nuestro caso, por ejemplo, una circunstancia negativa es que al contar con más de 49 trabajadores, se produce la situación abusiva al deber asumir el 25% del coste empresarial de los pagos, al equipararnos con empresas con un volumen de empleados muy superior".

Más ayudas.
Por otro lado, Mendoza dice que "si la facturación se ha visto reducida pero la empresa sigue teniendo ingresos, aunque sean menores, no tendríamos derecho a percibir ninguna ayuda económica. Esta medida debería aplicarse de la misma forma para todos los autónomos, a excepción de aquellos que estén facturando en las mismas condiciones que antes".

El sector queda así a la expectativa, y tras esta revisión de la actual situación, a nuevos pronunciamientos y decretos que aseguren, tal y como se esfuerzan en pregonar políticos, analistas y expertos economistas, la necesidad de preservar lo más posible el tejido empresarial si lo que deseamos es reactivar la economía y el consumo una vez logremos controlar la expansión del contagio del coronavirus, una pandemia cuya repercusión y consecuencias se extienden a escala mundial.

 
Más información

  • Comparte este artículo
  • Enviar a un amigo
  • Compartir en WhatsApp
Imperium Med 400 - La diatermia del futuro

 

Suscríbeta a nuestro newsletter de Peluquería profesional
Imperium Med 400 - La diatermia del futuro

Anuncios de empresa

Las plantillas son la mejor opción para aquellos deportistas que se dedican o practican running o ciclismo. Solo así se garantiza una correcta pisada y una mejora progresiva.
Equipo láser de diodo para depilación, modelo Soprano XL del fabricante Alma Lasers. Adquirido en 2010 y con todos los mantenimientos realizados por el fabricante oficial.
Expertos en fotodepilacion masculina. Bonos de oferta. Prueba y asesoramiento gratuito. En la sesión entra el rasurado, sesión, ducha y gel aloe vera.
Imperium Med 400 - La diatermia del futuro
Súscríbete al newsletter de beautymarket.es